29 diciembre, 2014 alberto Villodres

¿Como evitar miradas indiscretas sin dejar de lado un estilo?

Una terraza a pie de paso habitual de vecinos.. ese era el problema. Hacer invisible una terraza de manera rápida ,económoca y bonita. 5 horas de trabajo bastaron para cerrar 6 metros lineales x 2 metros de alto en éste chalet de Rincón de la Victoria , con un murete de duelas inclinadas para evitar el efecto vela los días de mucho aire .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *